La Clase E.

En plenitud de forma.

Primera impresión