Tracción integral: apto para cualquier terreno.

La mejor tracción en cualquier situación.

Al fabricar un Clase G no dejamos nada al azar. La durabilidad y la conservación del valor son dos atributos de calidad de nuestros vehículos de los que nos sentimos especialmente orgullosos. No hay que olvidar que la prueba de fuego aguarda fuera de la carretera. Por eso preparamos a la Clase G en nuestros circuitos especiales para vehículos todoterreno, en los que tiene que superar su primera prueba antes de poder realizar el examen final en las grandes avenidas.

  • Tracción integral permanente: dos ejes rígidos con gran capacidad de cruce guiados con precisión y un recorrido de la suspensión largo son garantía de elevada tracción y de la altura libre sobre el suelo necesaria para moverse con seguridad por terrenos difíciles.
  • No rehúsa ningún obstáculo: la Clase G puede superar pendientes de hasta el 80%, conserva la estabilidad en desniveles laterales de hasta el 54% y puede atravesar el lecho de un arroyo de hasta 0,6 metros de profundidad.
  • Técnica singular: el paquete completo formado por programa electrónico de estabilidad ESP®, servofreno de emergencia BAS sistema antibloqueo (ABS), sistema electrónico de tracción 4ETS, tres diferenciales con una acción de bloqueo del 100% y una marcha reductora hacen de la Clase G un vehículo sin igual en todo el mundo.

Recomendar página

Clase G

Todoterreno

Fascinación

Todos los hechos

Asesoramiento y compra